La iglesia no será silenciada: Evento de oración se convirtió en una protesta de adoración luego de la policía cerrar el lugar

La comunidad cristiana se negó a permitir que los funcionarios de la ciudad de Seattle, Washington cerraran un evento de adoración del Día del Trabajo organizado por el fundador de «Hold the Line» Sean Feucht.

En un vídeo publicado en Twitter, Feucht dijo que «la ciudad decidió poner una barricada en todo el parque para nuestro culto pacífico y reunión de oración».

Seattle Parks and Recreation cerró el área el 4 de septiembre, citando que la decisión fue «debido a la aglomeración anticipada que podría impactar la salud pública de los residentes».

Así que el evento se convirtió en una «protesta de adoración» y se trasladó a la calle cerca del Gas Works Park.

Feucht dijo que la protesta de culto era todavía poderosa y «el Espíritu de Dios se movió».

«El Señor me llamó a declarar que este es un movimiento del pueblo del nuevo Jesús», agregó, diciendo que las restricciones impuestas por los políticos «sólo están haciendo más fuerte a la iglesia».

Feucht le dijo a Fox News el martes que «era obviamente un objetivo y una discriminación hacia los creyentes de la ciudad».

«Sólo hay un sesgo», añadió. «Sabes, es el colmo de la hipocresía ahora mismo que están dejando que estas ciudades, ya sabes, sucumban a los disturbios y a los incendios y saqueos y aún así están apuntando a los cristianos».

Mientras tanto, las manifestaciones continúan a lo largo de Seattle donde se permite a otros manifestantes reunirse «pacíficamente».

El Seattle Times informa que cerca de 200 personas marcharon el lunes por la tarde al edificio del sindicato de la policía en el Distrito Industrial de la ciudad, lo que llevó a 22 arrestos después de que la protesta se volvió caótica.

La iglesia no será silenciada

«Lo que estamos experimentando a través de América es especialmente con las iglesias cerradas y estos políticos ateos que apuntan a la iglesia, la gente se está levantando. Hay una reacción que está creciendo», dijo Feucht.

«La iglesia de Seattle no será silenciada», escribió el líder del culto en Facebook. «Más de 2.000 personas salieron a las calles y DIOS ENCENDIÓ EL LUGAR con milagros, bautismos, salvaciones, reconciliación racial (con la policía!) y ESPERANZA!!».

Los adoradores que planeaban asistir al evento dijeron que vinieron con la esperanza de regocijarse juntos.

«No estuvimos allí para causar ningún daño, sino sólo para levantar el nombre de Jesús», dijo Joyce Seiben a KOMO News.

«La comunidad y la fe son una parte importante de esta ciudad», explicó Todd Manning de Bothell. «Parte de lo que el amor requiere es pararse con valentía y decir que la comunidad de fe es fuerte».

«La gente necesita esperanza, especialmente ahora mismo durante la locura de la vida», dijo Jenny Pund de Puyallup. «El gobierno no le va a dar esperanza, aparentemente. Jesús es la respuesta».

Feucht ha llevado su reavivamiento de «Let Us Worship» de costa a costa este verano. Planea adorar en todo el Medio Oeste durante el mes de septiembre.

2 Comments
  1. septiembre 10, 2020
  2. septiembre 9, 2020

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *